La Telemetría

 

 

Alejandro Fernández @soindieithurts

Ya lo hemos mencionado en programas anteriores, pero nunca está de más apelar a nuestro amigo sin dientes llamado diccionario: La palabra telemetría procede de las palabras griegas tele, que quiere decir a distancia, y metron, que quiere decir medida. La telemetría es una tecnología que permite la medición remota de magnitudes físicas y el posterior envío de la información hacia uno o varios operadores del sistema.

 

telemetia_lewis_hamilton_spa_2012

La famosa hoja de telemetría que Lewis Hamilton tuiteó antes del GP de Bélgica de 2012, se pueden observar las lecturas de ambos pilotos y en que lugares Hamilton perdía medio segundo ante Button. También se pueden apreciar datos clave como la configuración del coche y la altura del piloto. Hamilton en su tuit culpó a esta diferencia a que Button tenía un nuevo alerón delantero y el no.

En un Fórmula 1 existen varios dispositivos electrónicos, incluyendo a nuestra conocida ECU, que transmiten datos tanto al box del equipo, como a la FIA, la FOM y la casa central del equipo. Continuamente graba la performance de la Unidad de Potencia, el estado de las suspensiones, la caja de cambios, el combustible, las diferentes temperaturas que incluyen la de los neumáticos , las fuerzas G y todo cuanto el piloto opera dentro del habitáculo. Todo esto para tener una configuración del coche y determinar la causa de diversos problemas.

El uso de la telemetría comenzó en los años 80 cuando los coches enviaban la información a boxes cada vez que pasaban enfrente de ellos y en los 90 ya la transmisión era continua, pero en trazados como Monza, Spa o Mónaco, donde hay edificios de por medio, la comunicación se perdía y había que esperar al paso por la recta principal.

En el año 2002 la telemetría en ambos sentidos coche-equipo fue permitida y los ingenieros podían modificar cosas en el coche desde el box, esto luego se prohibió pero mucho se aprendió de esa etapa.

Hoy día se colocan varias antenas en cada circuito provistas por McLaren Electronic Systems o MES y el coche se conecta con estas cuando esta en su rango para que estas retransmitan la información de la misma manera que funciona la telefonía móvil asegurando una comunicación constante y con el ancho de banda deseado.

De todos los datos que la telemetría aporta, mucha se centra en el diferencial del coche debido a que es uno de los componentes mas modificables del coche y este puede ser configurado para dar la mejor respuesta en la entrada, parte central y salida de las curvas, o sea los puntos mas críticos de cada trazado.

ATLAS-Waveform

Gráfico generado por ATLAS (McLaren Electronic Systems)

Ahora bien ¿Cómo funciona todo esto? Sabemos que por normativa sólo trabaja en un solo sentido, los ingenieros analizan los datos recibidos en tiempo real y detectan si hay algo que no va bien y también informan al piloto como mejorar su conducción o sugerirle alguna configuración.

Cada coche posee entre 150 y 300 sensores , pero esta cifra varía con cada circuito y también entre prácticas y carrera porque en esta última tantos sensores no son necesarios y al descartarlos se ahorra peso.

Los datos son enviados a boxes empleando entre 1.000 y 2.000 canales de forma inalámbrica en la frecuencia de 1,5 Ghz o bien la que las autoridades locales permitan y por supuesto de forma encriptada para que sólo los destinatarios autorizados la reciban y el retraso entre la recolección de la información y su recepción en boxes es de 2 milisegundos.

En una carrera se juntan unos 1.500 millones de datos y si le agregamos los libres y la clasificación llegamos a los 5.000 millones, Puesto de otra manera cada 90 minutos se reciben 6Gb de datos comprimidos por cada coche.

El transmisor se coloca en uno de los costados del coche se conecta a través de un cable con las antenas que solemos ver delante del piloto y cada coche posee una memoria SSD que registra los últimos datos datos recogidos en caso de fallo en la transmisión.

 

ATLAS-Waveform

Esquema de trabajo de ATLAS

Estos datos al llegar son decodificados para poder ser interpretados por un ordenador conectado en red a un servidor llamado ATLAS y también provisto por MES.

Las hojas de telemetría mas sencillas nos dan la siguiente información en una vuelta: Velocidad, cambio empleado, recorrido empleado sobre el freno y el acelerador, fuerzas G, las revoluciones del motor y los grados de giro del volante.

Otros informes son preparados por los ingenieros de acuerdo a sus necesidades y preferencias, y la introducción de las Unidades de Potencia con sus varios componentes han disparado la cantidad de datos generados por el coche y son el reflejo de no sólo la performance del coche y sus componentes, sino también de la efectividad de la programación empleada en el funcionamiento de la mencionada Unidad de Potencia y el resto del coche y con una atención especial a los datos generados por el sistema de frenado por cable del que ya hemos hablado.

Como decíamos al principio, no sólo son los equipos en el circuito los destinatarios de la información generada, sino también la FIA (recordarán el episodio en Australia con Red Bull), la FOM y las sedes de cada equipo donde todo se almacena para que esa información esté siempre disponible en grandes superordenadores y servidores y así alimentar de información a los simuladores y a la evaluación y mejora de los componentes de cada coche.

Otra de los proveedores de equipamiento de telemetría es una empresa llamada Plextek que tras varias pruebas provee a Sauber, Williams, Red Bull, Toro Rosso y Ferrari.

Enlace: Especificación técnica de Atlas ATLAS _ Software _ McLaren Applied Technologies

Alejandro Fernández @soindieithurts

2 comentarios en “La Telemetría

Los comentarios están cerrados.